• Siéntate con la espalda recta, apoyada en el respaldo y los pies totalmente apoyados en el piso.
  • Regularmente levántate, dobla las piernas, gira el cuello y estira los brazos.
  • Relájate. La contractura muscular por estrés es una de las causas de tortícolis.
  • Duerme en un colchón firme, de lado, con el cuerpo en S.
  • A levantar objetos pesados asegurate de flectar las piernas y mantener la espalda recta.

 

Share this Post!
About the Author : admin
0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.